¿Quién soy? ¿Me conozco?

despertar

Creemos que sabemos quiénes somos, pero la verdad es que solemos ir de un lado para otro con prisas, estrés, dejándonos llevar por el ritmo frenético de la vida y las circunstancias. Y en ocasiones se nos olvida consultar el mapa, no sabemos cuáles son nuestras metas, la dirección en la que vamos.

Pasamos poco tiempo con nosotros mismos, poco tiempo de reflexión, lo que nos lleva muchas veces a un gran desconocimiento y vacío interior. No sabemos para qué estamos aquí, qué nos hace felices, qué es lo que queremos, cuál es nuestro potencial.

Creo que este es un tema muy importante y que tiene mucho que ver con la felicidad a largo plazo, es decir, con ese sentimiento de paz y satisfacción con uno mismo. El primer paso para sentirnos realizados es conocernos, conocer esa semilla que somos para poderla regar y verla desarrollarse y crecer.

Esto no es algo sencillo. Solemos acabar el colegio o el instituto e incluso la universidad sin saber quienes somos, qué es importante en nuestra vida y qué podemos hacer con todos los conocimientos que hemos adquirido. Muchas veces las enseñanzas que recibimos no tienen que ver con los problemas a los que nos enfrentamos a la vida real.

Vivimos en una sociedad en la que todo el mundo entiende que vayas al gimnasio para entrenar tus músculos. Pero si dices que estás trabajando “para transformarte en una persona más completa”, muchos te miran como si fueses “un rarito”. Yo no lo entiendo. ¿Acaso hay algo más importante? Alain de Botton.

Puede que estemos tan ocupados sorteando los obstáculos del día a día que olvidemos dar respuesta a una pregunta que tarde o temprano necesariamente vendrá a nosotros: ¿Qué es lo que da sentido a mi vida? Quizá nos la hayamos planteado en la adolescencia, en la crisis de los cuarenta o todavía no nos ha llegado el momento, pero la pregunta vendrá, porque al final “el propósito de la vida es una vida con propósito”.

Vivir con autenticidad, siendo honestos con nosotros mismos, implica hacernos esta pregunta, tomar conciencia de nuestros principios y valores y comprometernos con ellos.

Parece algo sencillo, pero muy a menudo la gente se olvida de cosas importantes para hacer caso de las exigencias y presiones externas. Un ejemplo serían aquellas personas que absorbidas por el trabajo olvidan cuidar a su familia, amistades o incluso a sí mismas.

La cuestión está en encontrar un equilibrio que nos lleve a tener una vida armoniosa. Porque  si dejo de lado áreas importantes de mi vida para atender a otras más urgentes por mucho tiempo, aquellas que olvido se resentirán.

Por un momento, imagina que tu vida fuese un espléndido jardín y que cada planta es algo importante para tí (tu pareja, tus hijos, amigos, trabajo, salud, ocio…). Si no riegas una parte del jardín la planta se secará y cuanto más tiempo y atención dediquemos a una planta más bonita y saludable estará.

No solo es importante haber tenido un momento de lucidez en el que hemos podido ver la esencia de la vida claramente. Para que la reflexión tenga su efecto, debe estar presente en en nuestro día a día, dedicándonos espacios para recordarnos aquello que es importante. Por ejemplo, al levantarnos, respirar profundamente y decidir cómo y qué valores quiero que envuelvan mi día.

Una estrategia eficaz para mantenernos en la dirección que queremos, es revisar nuestros objetivos de vez en cuando, poniéndonos metas y dedicando esfuerzo a crear rutinas que nos enriquezcan y que cuiden aquello que es importante para uno mismo.

“Volví a sentir unas inmensas ganas de vivir cuando descubrí que el sentido de mi vida era el que yo le quisiera dar” Paulo Coelho.

 “Cualquiera puede revolucionar su vida si primero revoluciona la dirección en la que se mueve. “ Robin Sharma.

Si no soy consciente de mi esencia, de mis valores, me será difícil dominar las presiones, me dejaré llevar por los demás y las circunstancias. Por eso es tan importante el descubrirse, conocerse y tener muy claro quién es uno. Estos ideales son los que nos permiten tener confianza en uno mismo y fortaleza para perseguir nuestros sueños.

Acerca de María Quintanilla García

Soy psicóloga y el motivo de este blog es compartir mis conocimientos sobre psicología y psico-oncología. Me gustaría poder ayudarte a superar momentos difíciles en la vida, a comprenderte mejor y acompañarte en tu propio proceso de desarrollo y crecimiento personal.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s